Oil and Gas

Prestamos servicios a clientes tanto en las áreas de exploración y extracción (upstream), así como también en todo lo relacionado con la purificación y transformación para obtener los productos finales (downstream).

En lo correspondiente a la explotación de yacimientos petrolíferos y de gas, suministramos e instalamos plantas generadoras de gas, áreas colectoras y plantas de inyección de agua que permiten aumentar la presión en los pozos, gracias a los cual mejora la técnica de extracción. También suministramos gran cantidad de equipos y plantas para la transformación de crudo y gas como, por ejemplo, plantas separadoras de gas y petróleo, plantas desalinizadoras de agua de mar y plantas de deshidrogenación. Nos dedicamos, asimismo, al transporte de crudo y gas, para lo cual construimos oleoductos y gasoductos, estaciones de bombeo y de compresión. En la industria downstream, nos concentramos en la construcción de plantas para la fabricación de sustancias químicas básicas, especialmente de olefinas.

 

Nuestro abanico de prestaciones de servicios para la industria petrolífera y del gas es muy amplio:

Mientras que las prestaciones relacionadas con la construcción de plantas, en general, las realizamos por cuenta propia, en las áreas de financiación, logística y construcción de maquinaria cooperamos con socios estratégicos. En cuanto a la tramitación ante las autoridades, nos encargamos de conseguir todas las autorizaciones que requieran nuestros clientes y, siempre que sea necesario, integramos nuestros trabajos en proyectos de infraestructura públicos. En el área de desarrollo y concepción de proyectos, nos encargamos de seleccionar la tecnología y de realizar los estudios de factibilidad y de rentabilidad, para lo cual nos regimos por el principio del mejor socio (best partner).

 

En el área de gestión de proyectos, logramos la mayor creación de riqueza:

Nos encargamos de llevar a cabo el diseño de procesos, los trabajos de ingeniería básicos y detallados, las compras de todos los componentes de las plantas, la construcción propiamente dicha de ellas y la puesta en marcha de las plantas y de sus partes componentes. En todas las fases de la construcción de plantas industriales, una parte fundamental de nuestro trabajo es la supervisión de calidad. En muchos casos, una vez terminadas las plantas, nos encargamos de instruir al personal; de realizar el mantenimiento de las plantas y de suministrar los repuestos necesarios, por lo cual, a menudo, mantenemos una larga relación comercial con nuestros clientes.